Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

domingo, 23 de junio de 2013

Los karakuri



   Los karakuri son un tipo de autómata japonés hecho de madera que fueron construidos entre los siglos XVIII y XIX. Su originalidad y lo que los hace únicos es su gran complejidad y que apenas quedan, actualmente el más antiguo que se conserva tiene 160 años y fue creado por el fundador de Toyota, este es capaz de escribir hasta cuatro caracteres japoneses diferentes.

   Se distinguen tres tipos de figuras: Las “Butai Karakuri” usados en el teatro, las “Zashiki Karakuri” más pequeñas y con las que se jugaba en el hogar y las “Dashi Karakuri” que se utilizaban en la propia festividad del karakuri.

   Una de sus habilidades era la representación de mitos y leyendas tradicionales a través de sus movimientos, aunque existían de todo tipo como algunos que servían el té o lanzaban flechas con un arco. En el siguiente video podéis ver algunos de ellos.


jueves, 20 de junio de 2013

Ciudades Bajo Tierra - Tokio, El Misterio De La Bomba



   Hoy os traigo un documental sobre la historia de las “entrañas” de Japón, esta serie (Ciudades bajo tierra) en general es bastante interesante, en cada capítulo se nos habla de la historia que encierra el subsuelo de una ciudad. A continuación os pongo un resumen del capítulo:


Tokio, la capital de Japón, es una ciudad que llega directamente del futuro, sobre la superficie y debajo de ella, porque el secreto del éxito de Japón se encuentra en el subsuelo. Nos introduciremos bajo las bulliciosas calles para conocer las últimas tecnologías que salvarán a la ciudad de las muchas catástrofes naturales que se ciernen sobre ella, preparadas para asestar el golpe en cualquier momento. Desde allí, volveremos directamente a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, para ver cómo el subsuelo de Hiroshima ofrecía la protección de las bombas más poderosas, en forma de un súper búnker y conoceremos desde dentro la vida secreta de los Ninja.


viernes, 14 de junio de 2013

El sake



   Primeramente aclararé que la palabra Sake, literalmente “bebida alcohólica”, en Japón generalmente se refiere a cualquier bebida con alcohol. El vino de arroz que conocemos en occidente como Sake, en Japón se denomina Nihonshu. Lo de llamarlo “vino” tampoco es que  sea apropiado ya que en realidad es una bebida fermentada, más como la cerveza, y que suele tener generalmente entre 12 y 15 grados.

   Pese a que existen varias teorías sobre su origen se calcula que sus comienzos en Japón se sitúan durante el siglo III d.C, cuando comienzan los primeros cultivos húmedos de arroz, si nos remontamos más en el tiempo se cree que su preparación comenzó en China. El primer sake fue llamado "sake para masticar en la boca", y se hacía con arroz para mascar, castañas, mijo y bellotas. Se escupía la mezcla en un barril y las enzimas de la saliva convertían el almidón del arroz en azúcar. Entonces esta mezcla azucarada se combinaba con arroz recién cocido y se dejaba en fermentación natural, esta bebida era baja en alcohol y se consumía como papilla.


    Unos siglos más tarde se descubre el koji-kin, un moho que convertía el almidón del arroz en azúcar. Al arroz con koji-kin se le llama kome-koji  o arroz malteado. Una masa de levadura, o shubo, se añade para convertir el azúcar en etanol aumentando el contenido en alcohol. Adelantándonos en el tiempo el desarrollo de técnicas y métodos provenientes desde China en el siglo VII acabaron por producir un sake de mejor calidad. Este se volvió muy popular y se estableció una organización para la preparación de esta bebida en el Palacio Imperial de Kioto, capital de Japón en esa época. Durante los 500 años siguientes, las técnicas de elaboración del sake mejoraron constantemente. Se cree que mediante el método de ensayo y error los japoneses descubrieron un método de pasteurización quinientos años antes de su descubrimiento oficial en occidente.

   Durante la Restauración Meiji (ss.XIX) se permitió legalmente que cualquier persona que poseyera recursos económicos y conocimientos para fabricar pudiera operar su propia empresa de confección de sake. Alrededor de 30 mil fábricas de sake se establecieron en todo el país en un año. Esto originó que el gobierno aumentara los impuestos en la industria del sake y se redujera la cantidad de fábricas a 8 mil.

   Actualmente el sake puede ser consumido en cualquier lugar del mundo de una manera asequible. Como cualquier procedimiento cotidiano japonés servir el sake tiene su propio ritual. Existen también varios tipos de sake según su elaboración e ingredientes, y por supuesto muchos precios diferentes para contentar a todos los bolsillos.