Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

viernes, 11 de octubre de 2013

Los gitanos japoneses



   Los Sanka fueron un grupo de personas que vivieron en las montañas japonesas, de estilo de vida nómada, intentando no relacionarse con nadie que no fuera de su grupo. También se les llama Gente de las Montañas o Nómadas de las Montañas. También se especula que sus orígenes son diferentes al del resto de japoneses, con sus propias costumbres, tradiciones, lengua e incluso escritura propia.

   Tenían la capacidad técnica de reparar y construir herramientas como, por ejemplo, canastas para el grano que se usan en agricultura. Iban de granja en granja y recibían comida como trigo o arroz a cambio de su trabajo. Hacían sus casas cerca de los lechos de los ríos o en las cuevas de los acantilados, pescaban en ríos y también se lavaban ahí, también recolectaban y cazaban en los bosques. Los grupos en los que vivían eran familiares y, como ya he comentado, apenas se relacionaban con nadie fuera del grupo.



   Su desaparición se debió principalmente al avance del progreso que les dejó sin los recursos necesarios para sobrevivir y su pista se pierde a mediados del siglo XX. El denominado milagro económico que hizo de Japón la segunda mayor economía del mundo en las décadas tras la Segunda Guerra Mundial no podría admitir la existencia de un pueblo fuera del sistema.

   Los sanka eran un pueblo libre que trató de resistirse a la asimilación por parte del gobierno central japonés que, durante los siglos XVIII y XIX, forzó a los pueblos como los ainu (en las regiones norte del país) y los de Okinawa (en las islas Ryukyu) a abandonar su cultura e idioma y a adoptar los de la isla principal aunque finalmente, como tantos otros pueblos, no pudieron hacer frente al progreso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario