Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

domingo, 13 de octubre de 2013

Cómic: Kogaratsu



   Kogaratsu es una serie de cómics ambientados en el Hokaido de principios del siglo XVII. Ideado por los belgas Serge "Bosse" Bosmans, como guionista, y Marc Michetz a los lápices, esta obra se comenzó a publicar en la revista Spirou en febrero de 1983 y el último número que conozco es del año 2010, hasta ahora se han publicado un total de 12 números sin seguir una periocidad establecida.

Kogaratsu, hijo de soldado y soldado a su vez, es un antiguo samurái del señor Yoshida que fue asesinado a manos del taimado Mitsuru. Convertido en un joven ronin ingenuo, pero impetuoso y valiente, Kogaratsu decide vengar a su antiguo señor y devolver el poder a Bando, su legítimo heredero. Para ello, Kogaratsu se transforma en justiciero, el Loto Sangriento, enfrentándose a los samuráis de Mitsuru.



   No me cuesta admitir Kogaratsu es uno de los mejores cómics sobre samuráis que he leído, el dibujo es soberbio, la ambientación es perfecta y el guión se ha trabajado al milímetro, utilizando en muchas ocasiones términos en japonés que demuestran el buen trabajo de investigación a la hora de realizarlo. Su nivel es superior a muchos mangas sobre el tema, tanto en la calidad del dibujo como en la ambientación, quien espere encontrar poderes mágicos y shurikens volando que no se moleste en leerlo. En este cómic desde los paisajes japoneses al interior de las casas están muy detallados y podemos contemplar desde el interior de una casa de lo más humilde hasta las habitaciones del noble de un castillo.

   En esta historia, que me parece muy influenciada por Kurosawa, asistimos a la avaricia de la política, al honor entre samuráis y sus tradiciones, a como se luchaba, se vivía y moría en la época. Se nos muestra la esencia de la idiosincracia de conceptos tan fundamentales para los samuráis como el honor, la fidelidad a una causa o la deshonra de no servir bien a esta o a su señor. Me gusta la coherencia del protagonista con sus ideales al no matar a su enemigo dormido mientras que se averguenza cuando ve a un ninja matar a la mínima oportunidad.

   De momento me he leído los primeros cinco números y sin dudar buscaré los siguientes, un cómic muy recomendable, en la mejor tradición europea. Una buena manera para los amantes del cómic americano o japonés de probar cosas nuevas.





  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada