Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

jueves, 22 de agosto de 2013

Vetan el manga Hiroshima.



   Parece que durante este verano Japón no deja de darme titulares para poder escribir sobre crímenes de guerra. Lo que ha sucedido es que de nuevo un gobierno nipón lo ha vuelto a conseguir y demuestra una vez más lo retrógrada y ultraconservadora de la gestión de su pasado.

Las copias del manga Hiroshima, de Keiji Nakazawa, serán retiradas de las bibliotecas escolares de Matsue, en la Prefectura de Shimane, tanto de nivel de colegio como a nivel de instituto por orden del Comité Educativo Regional. El motivo argumentado es el retrato que la obra realiza de la violencia ejercida por las tropas japonesas. Pese a que se retira de las bibliotecas, los profesores pueden seguir usándolo como material educativo.

   La razón “oficial” es que contiene escenas violentas que pueden resultar ofensivas para los niños. Argumento que cualquiera que conozca el cómic japonés sabe que carece de cualquier tipo de sentido, en las bibliotecas puedes encontrar más mangas de temática mucho más violenta sin ningún tipo de censura.

   La verdadera razón es que los miembros del comité ejecutivo que veta este manga en las bibliotecas encontraron problemáticas las escenas en las que Tropas Imperiales Japonesas decapitaban y asesinaban a civiles chinos durante la Segunda Guerra Mundial por considerarlas falsas. Según la denuncia del ciudadano: "Los niños obtendrían una percepción falsa de la historia puesto que la obra describe atrocidades que las tropas japonesas nunca realizaron".

   Me resulta inconcebible que hoy en día sigan sucediéndose episodios continuados de pura ignorancia como los que estoy relatando. Según Misayo Nakazawa, esposa del autor de la obra, su marido afirmaba que suavizó la representación de todo aquello para los niños, pero las brutalidades que ocurrieron fueron mucho peores de lo que se muestra. Tomoko Watanabe, representante de la ONG pacifista ANT-Hiroshima, comentó que los niños deberían tener la posibilidad de leer el manga sin restricciones: "El manga describe escenas brutales pero los niños tienen la capacidad intrínseca de ver la esencia de la historia, el hecho de que la gente debe vivir a pesar de las dificultades. Debemos confiar en los niños y dejarles que lo lean si así lo desean".

5 comentarios:

  1. Estoy sorprendido con la noticia y triste por aquellos a quienes se le ocultan la verdad.

    Sea cual sea, se tiene derecho a saberla y elegir el que pensar.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia no es el único país que oculta su pasado y es triste que, en esos casos, la sociedad viva ignorante de lo ocurrido. Como se suele decir "de aquellos polvos, estos lodos".

    ResponderEliminar
  3. hipocritas un japones que se atrevio a dar a conocer los atrses de sus compatriotas en la segunda guerra mundial ahora lo vetan ,

    ResponderEliminar
  4. Esto es común en todas las sociedades compañero, saludos.

    ResponderEliminar