Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

jueves, 8 de agosto de 2013

Adolf, de Osamu Tezuka



   Si alguna vez me preguntaran sobre comic histórico en general recomendaría sin dudar este manga de Ozamu Tezuka.  La historia comienza durante los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial en los años 30 y no se resolverá hasta los años 80, concretamente en el año 1983.


   "Esta es la historia de tres hombres llamados Adolf. Cada uno de ellos vivió una vida diferente a la de los otros dos. Pero los tres estaban ligados por el destino. Ahora que el último Adolf ha muerto, puedo contar su historia, para los que vengan después. Mi nombre es Sohei Toge. Y cuento esta historia como un superviviente."


   La historia nos cuenta la relación entre Adolf Kauffman, hijo de alemán y japonesa y Adolf Kamil, judío emigrado por la persecución nazi, amigos que desde la infancia y que viven en Kobe, Japón. Sus vidas estarán unidas inevitablemente por el destino y por el sorprendente descubrimiento de unos documentos que prueban que Adolf Hitler es de ascendencia judía.



   Todo comienza cuando Sohei Toge, un reportero japonés que está cubriendo las Olimpiadas de Berlín de 1936, en plenitud del régimen de Adolf Hitler. Cierto día recibe una llamada de su hermano que le comenta que debe ver algo que le sorprenderá. Cuando va a ver a su hermano se lo encuentra asesinado. Entonces empezará una peligrosa investigación para saber quién ha matado a su hermano, y porqué. A partir de aquí la vida de Toge se entremezclará con la de los dos amigos Adolf durante décadas.

   Pero Adolf (Adorufu ni Tsugu en japonés) no solo es un manga japonés, estamos ante una de las mejores obras del cómic mundial. En ella Tezuka no solo critica la sociedad japonesa de la época, si no que estamos ante un alegato sobre la inhumanidad del ser humano, sobre lo incomprensible del racismo y la inutilidad de una guerra donde todos perdieron. La historia comienza con el odio racial perpetrado por los nazis y terminará con el que actualmente cometen los judíos en palestina, recalcando la idea de que la humanidad no aprende nada de sus errores.

 
La escena de la violación es tremenda.

   Cabe destacar la aparición de personajes reales como un parodiado Hitler como el tercer Adolf de la historia. También aparece uno de los más famosos espías de la Segunda Guerra Mundial, Richard Sorge, quien pasó a la historia por haber informado a Stalin de la futura invasión de Rusia por los alemanes, aunque finalmente sus avisos fueron desoídos y acabaría siendo ejecutado por los japoneses por espionaje en 1944.

   Estamos ante un comic adulto, una de las últimas obras de Tezuka y uno de los cómics recomendados para cualquiera que piense que esto del manga no es para él. Su estilo es puramente Tezuka, escenas cinemáticas, viñetas increíbles y una historia que engancha, no solo es recomendable su lectura si no que es indispensable. Con esta obra publicada en 1983 Tezuka ganó el premio  Kōdansha en 1986, también premios en España y en otros países fuera de Asia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario