Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

sábado, 18 de mayo de 2013

Issei Sagawa, el caníbal japonés



   El 11 de junio de 1981 Sagawa, que estaba estudiando literatura en Francia, decidió invitar a una mujer holandesa a cenar en su casa con la pretensión de conversar sobre literatura. Después de la llegada de la estudiante, le disparó por la espalda en el cuello con un rifle que había comprado con el propósito de llevar a cabo su plan caníbal. Renée había sido elegida debido a que el asesino la consideraba "hermosa y saludable", todo lo opuesto a lo que él era ya que se consideraba "débil, feo e insignificante" y deseaba así "absorber su energía".

   Después de dispararle practicó la necrofilia con su víctima y luego comenzó con su plan de devorarla, me abstengo de poner aquí los detalles más macabros. Después de unos días metió el cadáver en unas maletas viejas y las arrojó al lago de un bosque sin que nadie le viera. Pero el lago tenía poca profundidad, y una pareja encontró las maletas días después y  avisaron a los gendarmes. La policía no tardó en cerrar el círculo de sospechosos del crimen, y cuando se presentaron en casa de Issai, este lo confesó todo con absoluta frialdad.

   Tras un análisis psicológico fue declarado demente y juzgado como tal, por lo que fue recluido en el Hospital Psiquiátrico Paul Guiraud de París. Pasados unos meses, Issei contrajo una enfermedad, que no era más que una inflamación intestinal y que fue diagnosticada erróneamente por los médicos como una encefalitis avanzada. El veredicto del equipo médico le dio apenas unas pocas semanas de vida. El padre de Issei, hombre poderoso y con muchas influencias, consiguió que fuera trasladado a Tokio, donde fue recluido en una institución psiquiátrica de alta seguridad. El gobierno francés no se opuso al traslado, pues al fin y al cabo, quedándole pocas semanas de vida, lo veían como un simple adelanto del trayecto. Issei fue trasladado al hospital Matsuzawa de Tokio. Como era de esperar, no murió. Al no tener en Japón ninguna causa pendiente, cuando en Francia se habían retiraron todas las acusaciones y ante su inminente muerte, Issei fue liberado 15 meses después por las autoridades.

   Sagawa actualmente vive en Tokio y es una pequeña celebridad, frecuentemente aparece como comentarista invitado en programas del medio del espectáculo. También escribe críticas para restaurantes (si, habéis leído bien) y en 1992 apareció en la película de Hisayasu Sato llamada Uwakizuma: Chijokuzeme como un voyerista sadomasoquista. Admite que todavía tiene fantasías caníbales pero que ya no desea llevarlas a cabo con mujeres occidentales, sin embargo, su preferencia sexual es hacia las mujeres asiáticas, las cuales considera más atractivas.

   Además ha escrito varios libros y su historia inspiró en 1981 la canción de los Stranglers llamada "La Folie", en 1983 a los Rolling Stones con el tema “Too Much Blood” y en 2004 a la banda de Cannibal Corpse en su tema "Decency Defied". 

   Sin duda en occidente nos quejamos del profundo amarillismo que reina en las Tv de nuestros países pero Japón lo supera cualquier tipo de crítica, me parece moralmente de lo más bajo que alguien así pueda ganarse la vida libremente con ese pasado. 


2 comentarios:

  1. Wow, cuek, plop!.... esta historia, esta para leer y no creer. La realidad, es más chiflada que la mejor ficción.

    ResponderEliminar
  2. Esa frase nunca fue más cierta. Saludos.

    ResponderEliminar