Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

viernes, 17 de agosto de 2012

Cine: La Condición Humana.


 “El hecho de ser japonés no es un crimen, sin embargo, mi mayor crimen es ser japonés” KAJI, La condición humana.

    La Condición Humana es un término que abarca la totalidad de la experiencia de ser humanos y de vivir vidas humanas. Como entidades mortales, hay una serie de acontecimientos biológicamente determinados que son comunes a la mayoría de las vidas humanas, y la manera en que reaccionan los seres humanos o hacen frente a estos acontecimientos constituye la condición humana. Y de eso trata precisamente esta película, como el ser humano afronta los desastres de la vida. El protagonista del filme intentará por todos los medios resistir y no dejarse llevar por sus instintos más básicos intentando mantener a la vez sus ideales antes incluso que su propia vida. El término se utiliza a veces en literatura para describir la alegría y el terror de ser y de la existencia humana.


   Nakadai Tatsuya está impresionante en una de los mejores papeles que he visto y el director, Masaki Kobayashi (Cuando escribo esto está a punto de estrenarse en España Hara-Kiri, remake de otra de sus películas de 1962), realiza aquí para mi su mejor obra. Titánica obra que admito difícil de ver debido a su larga duración (9h 30’) divididos en tres partes pero imprescindibles para disfrutar de este director y actor. Merece la pena cada minuto, para disfrutar del buen cine.


 

   Me gustaría remarcar también el contexto histórico en el que se enmarca la trama, a mi entender muy bien reflejado, sin complejos y sin cortarse definiendo los soldados japoneses de la época y las atrocidades cometidas en Manchuria. Decir que esta película se la considera un alegato pacifista donde se denuncia todo lo inhumano que comprende una guerra, desde el suicidio hasta el asesinato, desde los maltratos a los soldados por parte de los oficiales hasta los maltratos de estos a la población civil, en una espiral donde nadie estará a salvo. Y en medio de todo esto esta Kaji,  con unos ideales que no casan nada con este mundo. Y menos casaban en un mundo con la II Guerra Mundial de por medio. Durante las tres películas Kaji recorre el camino del humanismo, es un personaje que desprecia sus debilidades como ser humano. Y a pesar de todos los inconvenientes, de todas las mentiras y decepciones, Kaji sigue recorriendo ese camino.




   Solo os pondré una pequeña entrada del argumento de la primera película, encontraréis todo el argumento en los enlaces que he puesto.

   “Una pareja, KAJI y MICHIKO, se detienen bajo la nieve en una pequeña villa al sur de Manchuria. El sonido de los soldados marchando se puede percibir tras ellos. Las fuerzas militares japonesas no solo han ocupado Manchuria sino que también se han involucrado en la Guerra del Pacifico. KAJI es visto por sus colegas como perteneciente a la facción anti-bélica. Al escuchar que puede ser exonerado del servicio militar si acepta una posición en una remota mina, KAJI acepta el ofrecimiento y se convierte en supervisor laboral de la mina…”


No hay comentarios:

Publicar un comentario