Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

viernes, 1 de junio de 2012

El kobudo



   Buf, hace mucho que no escribo pero estamos en época de exámenes y me encuentro desbordado. Prometo que en cuanto pueda publicaré más a menudo.

   Cambiando de tema, visto que el artículo sobre los sai ha tenido algo de éxito trataré de ampliar un poco más el tema ya que me parece interesante. Mucha gente piensa que en Japón sólo se practica karate o judo. Pero tanto los mencionados sai como, por ejemplo los nunchakus,  pertenecen a una serie de armas utilizadas en el Kobudo. Todas ellas, como una treintena, descienden de los instrumentos que los habitantes de Okinawa, pescadores y agricultores, usaban en su vida diaria. Aunque parezca sencillo su manejo, el kobudo necesita años de práctica para ser dominado. El manejo de algunas de estas armas sólo se enseña a un nivel muy alto de destreza.

   Pero porque sucedió esto, instrumentos de trabajo convertidos en armas mortales en las manos adecuadas. Primeramente Kobudo significa Arte Marcial Ancestral, y en Japón se refiere a cualquier arte marcial tradicional pero fuera de Japón se refiere a la utilización de armas tradicionales de Okinawa para la lucha. Como el karate, originario también de Okinawa, surge en el siglo XVII cuando Okinawa pierde su independencia tras su conquista por parte del clan Satsuma. Su líder, Yoshihisa Shimazu proclamará, entre muchas otras disposiciones, la prohibición para los habitantes de la isla de posesión y uso de cualquier tipo de arma salvo las autoridades policiales y los destacamentos militares.

   Como concesión en la plaza principal de cada aldea se colocaba un cuchillo que se suponía el único existente y que estaba bien guardado por centinelas. El citado cuchillo debía cubrir todas las necesidades domésticas de la comunidad, algo bastante absurdo y que los dejaba indefensos ante los abusos samuráis o los ataques piratas. Los nobles o pechin, con conocimientos de las artes marciales chinas y el kenjutsu, y los propios aldeanos, fueron los que comenzaron a desarrollar, basándose en los simples instrumentos de la vida cotidiana las armas necesarias para resistir a los invasores.

 Funakoshi Gichin, Dojo de Meisei-juku (Tokyo, ~1925)

   Hasta principios del siglo XX, el kobudo no era considerado en la isla como un arte marcial organizado. Cada instrumento o herramienta se practicaba en secreto por diferentes familias, y aldeas; algunas eran expertos en (bastón largo), otros en el eku (remo), kama (hoz), o con el timbei (escudo de caparazón de tortuga) y el rochin (machete), entre otras. Cada maestro guardaba celosamente sus técnicas pero a comienzos del siglo pasado algunos viejos nobles y maestros tomaron la iniciativa de sistematizar y juntar todos los conocimientos de las armas de Okinawa, de forma metódica y organizada.

   También el maestro de karate del estilo Shorin Ryu, Shinko Matayoshi se interesó por el arte de las armas tradicionales, por eso este arte y el karate están ampliamente unidos. Actualmente, existen numerosas organizaciones de kobudo en Okinawa y la mayoría son sólo ramas de las dos escuelas principales. Una de ellas es el estilo de Matayoshi del kobudo practicado por Zen Okinawa Kobudō Renmei y la otra es la Ryukyu Kobujutsu Kenkyu Kai, creada por Modem Yabiku.


   Como ejemplo y curiosidad os remito al minuto dos del video donde podéis ver cuál era la función principal de los tonfa antes de que hoy en día todas las policías del mundo lo utilicen como arma.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada