Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

lunes, 16 de mayo de 2011

Hinomaru Yosegaki

  
    Cuando el soldado japonés partía al frente durante los años 30 y 40, siempre portaba varios amuletos de buena suerte indispensables. Quizá el más conocido eran las famosas banderas de buena suerte o hinomaru yosegaki  (日の丸寄せ書き) en japonés.

    Normalmente estas banderas estaban firmadas y dedicadas por amigos y familiares del soldado con lemas patrióticos y frases de ánimo. Estas eran muchas veces obsequiadas al futuro soldado por parte de asociaciones de mujeres o patrióticas. Estas banderas podían ser guardadas con sus objetos personales o ser enrolladas al cuerpo.

   Existen varios modelos, pero este es el más común:


   
    Se trata de la misma bandera nacional, que perdura hasta nuestros días. El círculo rojo representa el sol, según el mito, los japoneses descienden de Amateratsu, la diosa del sol. Hinomaru significa literalmente “circulo solar”. Destacar que las banderas japonesas tienen los enganches a la derecha y no a la izquierda como en occidente. Casi siempre bordadas de algodón muy fino son las más utilizadas para escribir.

    Uno de sus usos más importantes lo tenemos durante la ceremonia del Sokokai, durante la cual el civil se convierte en recluta. Aquí vemos a dos jóvenes reclutas a punto de incorporarse a su destino, cruzadas en el pecho portan sus hinomaru y unas bandas con su nombre.

viernes, 13 de mayo de 2011

Sabías que...

    En época de exámenes no tengo el tiempo suficiente para dedicarle al blog, por eso se me ha ocurrido innagurar esta nueva sección de curiosidades de la historia japonesa. Se tratará de pequeñas píldoras de historia, esta es la primera:

    En Japón no se comió carne hasta el año 1868. Fue durante la restauración Meji cuando el emperador quiso abrirse a las naciones occidentales con lo que se permitió que se comiera carne. La carne esta prohibida por las enseñanzas budistas y había supersticiones de que quien comiera ternera se convertiría en vaca.

domingo, 8 de mayo de 2011

Felice Beato

 
    Felice Beato (1833-1907), fue un fotógrafo británico de origen Italiano o Griego y uno de los primeros en captar imágenes en Extremo Oriente, también fue uno de los primeros fotógrafos de guerra.

    Lo que más nos interesa son sus trabajos en Japón, a donde llega en 1863. Se instalará en Yokohama donde se asociará con Charles Wirgman. Muchas de sus fotografías fueron coloreadas a mano, una de las técnicas por la que su estudio era famoso.

    No solo se dedicó a la fotografía sino que también participó en varios negocios; poseía tierras y varios estudios; fue asesor de propiedades y tenía intereses financieros en el Gran Hotel de Yokohama; también era comerciante de alfombras importadas y bolsos de mujer, entre otras cosas. Incluso fue el Cónsul General de Grecia en Japón.

    Si alguna vez alguien busca imágenes del Japón de finales del XIX encontrará una de las cientos de fotografías que realizó.








sábado, 7 de mayo de 2011

Periodos de Japón

     A veces, escribiendo o leyendo sobre Japón, podemos encontrarnos que se nos habla de una era o periodo determinado y no se coloca entre fechas. Para los neófitos en este tipo de temas he encontrado un cuadro para consultar que no está mal:



En este enlace encontraréis una tabla un poco más completa:
 

viernes, 6 de mayo de 2011

Los Wakō


    Los wakō es un término utilizado para referirse a los piratas japoneses que comenzaron a atacar las costas de Corea y China a partir del s. XIII. Algunos eran rōnin (samuráis sin señor), pero también se les unían comerciantes sin trabajo y contrabandistas japoneses, chinos y coreanos.

 
    Sus bases de operaciones más importantes se encontraban en las costas de la provincia de Hizen, en Kyushu. Durante el siglo XIV su actividad se intensificó de forma notable y en el siglo XVI estos piratas japoneses se asociaron con los chinos.


    Como curiosidad, el término wakō fue empleado para referirse de forma peyorativa a los japoneses en China y Corea, incluso hoy en día se sigue utilizando. También es el nombre de una ciudad, en Saitama, cerca de Tokyo.

jueves, 5 de mayo de 2011

Los soldados del Japón dejados atrás II - Shōichi Yokoi

    Retomo el tema de nuevo para hablar de una de esos personajes, que son muchos, excepcionales. Creo que merece la pena hacer un inciso y leer la historia de este superviviente para poder valorar de lo que es capaz un ser humano en codiciones extremas y como puede sobrevivir.

    Shōichi Yokoi (横井 ) es uno de estos “abandonados” por el ejército japonés más conocidos. Nacido en Saori en 1915, en 1941 ingresa en el servicio obligatorio del ejército. Tras varios destinos en china es trasladado al Pacífico, donde este ya veterano sargento acabará luchando en la Segunda batalla de la isla de Guam, en 1944. Tras ser derrotados , muchos japoneses se retiraron al interior de la selva donde continuaron luchando. Shōichi permanecería 28 años viviendo en una caverna.


    Pero no se retiró solo, primeramente le acompañaban 10 compañeros,  siete de ellos se entregaron al poco de acabar la guerra. Los otros tres se separaron, pero se fueron encontrando cada poco tiempo, hasta que en los años 60 los otros dos compañeros mueren, supone el propio Yokoi que de hambre. Durante los siguientes diez años aproximadamente vive totalmente solo en el interior de la selva.

     Como puede sobrevivir una persona en semejantes condiciones; nuestro protagonista aprendió a cazar de noche; usó plantas para confeccionarse ropa; y fabricó utensilios de madera. Me resulta inconcebible como un ser humano es capaz de resistir un castigo semejante, no solo debió hacer frente a la jungla sino a uno de los peores enemigos del hombre, la soledad.

    En 1972 dos pescadores de camarones que faenaban en un rio cercano a su poblado encontraron a un viejo Yokoi cerca de la rivera, consiguieron acercarse silenciosamente y sorprenderlo. Yokoi fue el antepenúltimo soldado japonés en rendirse después de la guerra, los siguientes fueron el Teniente Hirō Onoda y el Soldado Teruo Nakamura en diciembre de 1974.

    Una vez recibido en su país con los honores de un héroe, se casó y se instaló en una zona rural. Tras realizar varias apariciones en Tv, en 1977 aparece en su propio documental Yokoi y sus veintiocho años de vida secreta en Guam. Incluso en el 1991 se le concedió algo imposible durante la guerra, una audiencia con el Emperador Akihito, según él, el honor más grande de su vida.


    En 1997 este superviviente murió de un ataque al corazón y se le enterró bajo la lápida que su madre encargó tras declarársele muerto en 1955. 

martes, 3 de mayo de 2011

Un tres de mayo

     
     "Un tres de mayo de 1947: Entra en vigor la Constitución japonesa de la post-guerra. En lugar de reclamar daños y perjuicios a Japón tras la Segunda Guerra Mundial, EEUU insufló dos mil millones de dólares en la economía nipona. Con la esperanza de salvar el país de la amenaza comunista, las autoridades estadounidenses de la ocupación trabajaron día y noche en la reconstrucción del país según el modelo norteamericano.

     Cuando el gobierno japonés se mostró incapaz de redactar una constitución aceptable, el Comandante en Jefe Douglas MacArthur ordenó a su joven equipo que redactase un documento. Los oficiales japoneses aceptaron el borrador norteamericano con algunas correcciones menores. La Constitución proporcionaba sufragio universal, despojaba de poder al Emperador Hirohito dejándolo en una figura simbólica, elaboraba una Declaración de Derechos, abolía la nobleza y prohibía a Japón declarar y combatir en otra guerra."