Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

lunes, 17 de octubre de 2011

El shinsengumi

Hijikata Toshizo, segundo al mando del Shinsengumi.  

El Shinsengumi fue una fuerza policial que actuó en defensa del último shogunato Tokukawa

   Tras la llegada, en 1853, de los primeros extranjeros a Japón, comienza a crecer poco a poco un sentimiento contrario al shogun en Kioto. Este sentimiento continuó creciendo durante los siguientes años mientras una gran parte de la población anhelaba el retorno del emperador al poder, figura que durante siglos había sido meramente decorativa.

   Mientras las protestas que demandan un cambio se suceden, Kiyokawa Hachirō funda en 1863 el Roshigumi, grupo formado por más de 200 samuráis que actuarán como protectores del shogun Tokukawa Iemochi. Todo lógicamente gracias a la ayuda financiera del propio régimen Tokukawa

   Ese mismo año, tras una serie de disturbios en Kioto, se les concede la petición de patrullar las calles de la capital, a partir de este momento se les conocerá como “los protectores de Kioto”. En estos momentos se les unirán varias escuelas de esgrima, entre ellas el grupo de Kondo, de la que varios de sus alumnos ostentaran altos cargos dentro de la organización.

 Bandera del shinsengumi

   El Shinsengumi se regía por cinco normas básicas, la infracción de cualquiera de ellas suponía el seppuku, a saber:

- No se puede abandonar el sendero del samurái, lo que significa cumplir el código de Bushido.

- No se puede abandonar el Shinsengumi.

- No se puede ahorrar dinero por cuenta propia.

- No se puede inmiscuir en asuntos de terceros.

- No se puede luchar por causas personales.

   A estas normas se fueron añadiendo otras como no dejar que el enemigo huya vivo de la batalla, seguir luchando hasta la muerte o la victoria si cae el comandante. Estas normas también tenían el seppuku como castigo.

   Pero las verdaderas razones era reunir sobre todo a ronin para trabajar a favor de los imperialistas aprovechando su fervor patriótico. Es entonces cuando, trece integrantes contrarios a este objetivo, desertan del Roshigumi fundando el Shinsengumi. Otros pocos también se dirigirán hacia Edo (Tokio) fundando el Shinchogumi.

   A estos primeros miembros del Shinsengumi se les conocerá como los “Ronin de Mibu”, Mibu era la aldea donde establecieron su cuartel general. Más adelante sus métodos, en muchas ocasiones bruscos y violentos, hicieron que su apodo cambiara por el de “Los lobos de Mibu”.


   A finales de septiembre de 1863 el clan Mori de Choshu, un clan de samuráis partidarios del emperador, es forzado por el Shogunato a abandonar la Corte Imperial. El Shinsengumi será enviado como guardia ante las puertas del Palacio Imperial para evitar la entrada del clan Mori

   Este clan se convertirá en el gran enemigo del Shinsengumi y se enfrentaran en varias ocasiones en las calles de Kioto, convirtiendo a la organización en una fuerza temida en la ciudad. En 1864 evitarán la quema de Kioto, esto multiplica su fama y por consiguiente aumenta el número de reclutas.

   Los miembros del Shinsengumi eran altamente visibles en batalla debido a sus distintivos uniformes. El uniforme estándar consistió en el haori y el hakama sobre un kimono, con una cuerda blanca llamada un tasuki cruzado sobre el pecho y atado en la parte posterior. La función del tasuki es evitar que las mangas del kimono interfieran con el movimiento de los brazos, esto lo habréis visto muchas veces en las películas de samuráis. La unicidad del uniforme era la más evidente en el haori, que era generalmente de azul claro, pero puede también ser amarillo. 

   Las mangas del haori fueron adornadas con rayas de montañas blancas, dando por resultado un equipo muy llamativo, absolutamente diferente a la de los marrones, negros, y de los grises generalmente usados en la ropa del samurái común. En el medio de una lucha, los uniformes del Shinsengumi proporcionaron no sólo medios de la identificación fácil, pero también una amenaza altamente visible hacia el enemigo.

   Tras la derrota de la Guerra Boshin, el comienzo de la Era Meiji y la expulsión del shogún, el Shinsengumi es expulsado de Kioto. A partir de entonces serán perseguidos por el nuevo ejército imperial. La muerte en 1869 de uno de los últimos líderes de un disparo marca el final y desaparición de esta organización.

   El Shinsengumi a protagonizado desde películas y libros, a mangas y animes. Muchos de sus líderes fueron figuras muy populares durante la época y eso que muchos de sus integrantes ni siquiera procedían de familias samuráis, entre sus filas había artesanos, comerciantes o agricultores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada