Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

sábado, 6 de agosto de 2011

Un 6 de Agosto.

 
 
    Tal día como hoy, hace 66 años, los estadounidenses lanzaron la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. Tres días después,  se lanzó otra bomba similar sobre Nagasaki. El pánico instó al gobierno nipón a la rendición el 15 de agosto. El 2 de septiembre el Imperio japonés firma la capitulación definitiva, que pone fin a la guerra del Pacífico y también la 2ª Guerra mundial.

    El recuento de víctimas es escalofriante, 140.000 personas en Hiroshima y 80.000 en Nagasaki, aunque sólo la mitad había fallecido los días de los bombardeos. Entre las víctimas, del 15 al 20% murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación. Desde entonces, muchas otras víctimas han fallecido de leucemia (231 casos observados) y distintos cánceres (334 observados) atribuidos a la exposición a la radiación liberada por las bombas. La mayoría de las muertes fueron de civiles.

     La importancia de estas bombas en la rendición de Japón, así como la justificación ética de EE.UU. ha sido un tema ampliamente debatido desde entonces, pues hay dudas acerca de si el uso de estas bombas fue absolutamente necesario para conseguir la victoria definitiva sobre los japoneses.
   

2 comentarios:

  1. Un día fatal en la historia de la humanidad, fatal como otros tantos lamentablemente, si es que se nos puede calificar como humanos.

    ResponderEliminar
  2. La WW2 en el Pacífico fue ,con creces, mucho más salvaje de lo que lo fue en el teatro Europeo. El lanzar una segunda bomba ratificó este odio acérrimo entre los dos bandos.

    ResponderEliminar