Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

miércoles, 13 de julio de 2011

Ishikawa Goemon


    Ishikawa Goemon (石川五右卫门, - 08 de octubre 1594) es un legendario bandido japonés.

     Existe muy poca información sobre su vida y son muchas las teorías sobre sus orígenes, apareciendo por primera vez en la biografía de Toyotomi Hideyoshi  (1642). Se especula con que nació como Sanada Kuranoshin en 1558, en una familia samurái al servicio de los del clan Miyoshi, en la provincia de Iga. En 1573, cuando su padre fue asesinado por los hombres del shogunato Ashikaga, Sanada, de 15 años de edad, juró venganza y comenzó a entrenar en las artes del ninjutsu. Sin embargo, se vio obligado a huir cuando su maestro descubrió el romance de Sanada con una de sus amantes. Otras fuentes dicen que su nombre podría ser Gorokizu (五郎吉), que nació en la provincia de Kawachi y que no era un nukenin (ninja renegado) en absoluto.

     Sea cual sea su origen se conoce que se trasladó a la región de Kansai , donde formó y dirigió una banda de ladrones y bandidos como Ishikawa Goemon , robando a los ricos señores feudales, los comerciantes y clérigos, para después compartir el botín con los campesinos oprimidos. 


     La fecha de su muerte también es incierta, algunos registros dicen que esto tuvo lugar en verano, mientras que otras fuentes dicen que ocurrió el 08 de octubre. Fue condenado y hervido vivo en una gran olla de hierro con forma de bañera que a partir de entonces se conoce como goemonburo ("baño de Goemon"). Antes de morir, escribió un famoso poema de despedida, diciendo que no importa qué ocurra, siempre habrá ladrones. Una lápida dedicada a él se encuentra en Daiunin, un templo ubicado en Kyoto.

     Actualmente sigue siendo un personaje muy conocido en Japón, considerado el Robin Hood japonés, a protagonizando desde tradicionales obras de Kabuki hasta películas, cómics y videojuegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada