Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

domingo, 20 de febrero de 2011

Las mujeres buceadoras.


Durante mucho tiempo a perdurado en nuestra imaginación la imagen de la mujer japonesa como un personaje sumiso y dependiente del hombre que solo se dedicaba a las tarea del hogar. Nada más alejado de la realidad, las mujeres japonesas desde hace siglos han destacado en los más diversos aspectos, han sido grandes escritoras, médicos e incluso célebres guerreras. Mujeres independientes y de gran personalidad que han ayudado a modelar la historia japonesa.
Las mujeres buceadoras o ama son un buen ejemplo, se dedicaban a recojer crustáceos, algas y perlas, formando un grupo de antiquísimo arraigo en las costas japonesas. Sus técnicas de buceo ya aparecen mencionadas por observadores chinos en el s.III y su existencia también es mencionada en el código japonés Engi Shiki del s. X.


El oficio se transmitía siempre de madres a hijas quienes empiezan a practicarlo a los 13 años de edad aproximadamente, durante esta época se les llama cachido. Al cumplir 30 años ya se les considera buceadoras experimentadas y capacitadas para descender a más de 20 metros, a partir de entonces se les llama funado.
Estas admirables mujeres siguen realizando este duro trabajo hasta pasados los 60-70 años de edad e incluso más. Las amas fueron estudiadas por sus habilidades de poder resistir grandes presiones, al frio de las aguas y a su adaptación de resistir el dióxido de carbono en sus organismos durante tanto tiempo.
Por desgracia hoy en día casi han desaparecido y con la última desaparecerá un inigualable ejemplo de respeto por el mar y de sostenibilidad.



2 comentarios: