Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

viernes, 18 de febrero de 2011

La razón de todo esto.


   Este es un espacio de divulgación de la historia japonesa, desde la prehistoria hasta la época actual., sí, sí, ya se, menudo rollazo, pero intentaré desarrollarlo de la manera más amena posible, acepto cualquier tipo de ayuda. ;). Sin duda este es un trabajo titánico en un principio pero que abordo con la humildad de un simple estudiante de historia con un montón de inquietudes.
Como estudiante el primer problema al que tuve que lidiar fue la falta de asignaturas sobre estudios históricos fuera de nuestro continente. Me cuesta entender como nuestro etnocentrismo nos impide en muchas ocasiones poder apreciar y valorar los logros que han conseguido otras naciones.



   Mi profesor de historia contemporánea ejemplariza esto de manera muy clara, en Europa tenemos la idea preconcebida de que la segunda guerra mundial comienza con la invasión por parte de Hitler de Polonia, pero muchos historiadores se decantan por  la posibilidad de que la guerra comenzara con la invasión japonesa de China en el 1937, vosotros que pensais. Retrocediendo mucho más en el tiempo, durante el siglo XI y XII surge en Europa la figura del caballero y de los cantares de gesta. Poca gente sabe que durante esa misma época aparece en Japón la figura del Samurái, que comparte las mismas cualidades de honor y sacrificio, incluso más, que el caballero europeo. También existe en esta época en Japón una producción literaria equivalente a los cantares de gesta de Europa, el mejor ejemplo lo encontramos en el Heike Monogatari, una de las obras más importantes de la literatura Japonesa donde encontramos batallas, samuráis, cortesanos, reyes y princesas.



   El por qué de mi debilidad por la historia japonesa, seguramente se debe a su lejanía respecto a nosotros, son tantas las diferencias que nos separan como kilómetros hay entre nuestros dos países y aún así todavía podemos encontrar parecidos. Somos dos pueblos de gran historia guerrera, nos embargan los mismos sentimientos y nos dejamos llevar muchas veces por las mismas pasiones. El japonés es un pueblo admirable en muchos sentidos, pese ha haber cometido impensables atrocidades durante la WWII, supo recuperarse y convertirse en 30 años en la segunda economía mundial, una gesta inalcanzable para la muchos países occidentales.

He creado este blog sobretodo para aprender, así que toda crítica será bienvenida, nos vemos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada