Un blog dedicado a la historia japonesa en todas sus épocas, de los siglos XIX y XX sobre todo. También hablo sobre libros, cine, Kamen Rider o cualquier otra cosa que me interese...

sábado, 19 de febrero de 2011

El barón Nishi

El último caballero.

   Uno de los personajes que más llama la atención al ver la película Cartas desde Iwo Jima es el carismático Takeichi Nishi (西 ) montado a caballo en casi todas sus apariciones. Este oficial pertenecía a la nobleza, fue deportista olímpico y un respetado militar, nació el 12 de julio de 1902 y era el tercer hijo de Tokujirō  Nishi, un danshaku o noble de quinta clase (el equivalente a barón en occidente) que trabajaba como funcionario de alto nivel dentro del gobierno. Pese a ser su hijo ilegítimo nunca lo rechazó e incluso lo matriculó para estudiar en la escuela Gakushūin (学習院), donde estudiaban los hijos de la aristocracia.


   Tras la muerte de su padre y con tan solo diez años adquiere el título de barón prosiguiendo con sus estudios. Una vez finalizados estos entra en la Academia Central de Cadetes de Tokio, preparatoria para la vida militar y donde se impartía una educación al estilo prusiano. El joven Takeichi se interesó rápidamente por la caballería graduándose con buenas notas en la Escuela de Caballería del Ejército en el 1924.
   Tras viajar por Occidente encontrará en Italia al que será su verdadero amor, lo llamará Uranus, un caballo que le reportaría grandes alegrías. Aunque le dijeron que el equino era indomable lo compró tras desembolsar una importante cantidad, lo domó y comenzó a competir con el por toda Europa. En el 1932 participó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles cuando ya había sido ascendido a primer teniente, ganando la medalla de oro en la competición de salto a caballo, la única medalla que Japón ha ganado en esta competición y el primer asiático en ganar una.


   Nishi se convierte en una persona muy conocida entre la sociedad japonesa durante su estancia en Los Ángeles. Pronto se convierte en un personaje público  siendo invitado a fiestas y reuniones donde mantendrá una relación de amistad con famosos  actores del momento como Mary Pickford o Douglas Fairbanks.
   Tras las olimpiadas se le reasigna en el 16º Regimiento de Caballería de Narashino como instructor. Años después también participará en los Juegos Olímpicos de Berlín del 36 donde quedará en un discutible segundo puesto. Muchas fuentes sugieren que Nishi cedió el primer puesto a Alemania por presiones políticas, una teoría más que probable ya que pocos años más tarde Japón y la Alemania nazi firmaron el pacto tripartito junto a Italia.


   Durante los años siguientes las fuerzas de caballería comienzan a evolucionar hacia unidades acorazadas y en 1944, ya como teniente coronel, recibe la orden de unirse a las fuerzas destinadas en la isla de Iwo Jima junto a su 26º regimiento de tanques. Aunque debido a la orografía del terreno los escasos tanques que pudo conseguir tuvieron que ser enterrados hasta sus torretas. Sus órdenes eran claras, resistir hasta el final.
   Durante la invasión americana de la isla en el 1945 Nishi morirá junto 99% de los aproximadamente 20.000 soldados destinados en ella, las circunstancias de su muerte todavía hoy son desconocidas. La más verosímil por muchos historiadores fue la publicada por el escritor Ōno Kaoru en su biografía sobre NIshi, relata como se quitó la vida después de ser herido y cegado durante la batalla. Como curiosidad, esta es la versión utilizada por Eastwood para su película.



   Es cierto que varios militares americanos  se enteraron de la presencia de Nishi en la isla e intentaron ponerse en contacto con él para que se rindiera con ciertos beneficios, pero Nishi prefirió morir antes que entregarse a los soldados del país que tanto respetaba y quería. Una semana después de su muerte su amado caballo Urano moría también. En el 1990 este fiel animal fue conmemorado con su propia estatua en el Museo de Historia de Honbetsu, en Hokkaidō. 

 http://en.wikipedia.org/wiki/Takeichi_Nishi

No hay comentarios:

Publicar un comentario